>> In English

ENFERMEDADES DE
TRANSMISIÓN SEXUAL
(ETS)

Enfermedades de Transmisión Sexual

Una enfermedad de transmisión sexual (ETS) es una infección que se transmite de una persona a otra durante contacto sexual, son mucho más comunes de lo que
uno piensa.

Cada año, alrededor de 19 millones de estadounidenses se contagian con algún tipo de ETS y aunque la mayoría de los adolescentes pueden pensar que no corren riesgo, en realidad, ellos son quienes tienen las tasas más altas de enfermedades de transmisión sexual comparada con
otros adultos.

La mayoría de las personas con estas enfermedades ni siquiera saben que las tienen hasta que se someten a una prueba médica o hasta que la infección está avanzada.

Es importante que su adolescentes comprenda que pueden contagiarse con una enfermedad de transmisión sexual aun cuando no haya tenido relaciones sexuales, también una ETS puede adquirirse simplemente tocando áreas infectadas del cuerpo y de la piel (como ocurre con el VPH, la sífilis
y el herpes).

Las mujeres adolescentes pueden contagiarse más fácilmente con ciertos tipos de ETS, como la clamidia, la gonorrea y el VIH, que las mujeres mayores. Edúquese con sus hijos sobre ETS y explíqueles los peligros de estas enfermedades, recuerde mencionarles que el contacto sexual es cualquier contacto cercano con el área genital, incluyendo sexo oral, anal y vaginal; cualquiera de estas actividades puede transmitir una ETS.

¿Cuál es la verdad sobre las ETS?

Clamidia y Gonorrea -

La clamidia y la gonorrea son dos enfermedades bacterianas comunes de transmisión sexual. Según señalan los CDC (Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades), las tasas más altas reportadas de clamidia y gonorrea ocurren en mujeres adolescentes entre los 15 y 19 años, los síntomas pueden ser tan leves que pasan desapercibidos.
Sin embargo, si existen síntomas, estos pueden manifestarse como una secreción anormal de la vagina o del pene y dolor o una sensación de ardor al orinar. Las mujeres adolescentes también pueden sufrir de dolores en la parte inferior del abdomen. Hay antibióticos que pueden curar la clamidia y la gonorrea pero si estas enfermedades no se tratan oportunamente, cualquiera de estas infecciones pueden causar cicatrices en algunas partes del sistema reproductivo que hacen difícil sino imposible quedar embarazada de forma natural.
En otras circunstancias, también podría causar un embarazo ectópico el cual ocurre en las trompas de Falopio en lugar del útero, este tipo de embarazo pueden ser muy peligroso.
La clamidia y la gonorrea también pueden causar cicatrices en el sistema reproductivo de los hombres y ser sea imposible que ellos puedan embarazar a una mujer de manera natural. Es importante conversar con sus hijos sobre estas enfermedades porque pueden causar problemas a largo plazo. Motívelos a tomar decisiones sanas, entrégueles la información que necesitan para orientar sus decisiones y ofrézcales el apoyo necesario para que se mantengan firmes en sus buenas decisiones.

Virus del Papiloma Humano (VPH) -

El virus del papiloma humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más común en los Estados Unidos. Más de 50% de las personas que han tenido o que tienen actividad sexual contraerán el virus del papiloma humano en algún momento de su vida. Muchas personas contraen este virus durante la adolescencia. Existen muchos tipos de VPH.
La mayoría de estos no tienen síntomas pero algunos causan verrugas genitales.
La mayoría de las infecciones por VPH no causa mayores problemas y desaparecen dentro de uno o dos años sin tratamiento alguno. Sin embargo, ciertos tipos de esta enfermedad no desaparecen y producen infecciones persistentes, que se cree son los factores principales de riesgo del cáncer cervical. Las verrugas genitales que son causadas por el virus del papiloma humano (VPH) pueden ser tratadas, pero no existe cura médica para este virus.
Puesto que este virus puede producir cáncer cervical, las pruebas rutinarias del examen Papanicolaou y un cuidadoso seguimiento y tratamiento médico son importantes para ayudar a asegurar que los cambios anormales en la cérvix (cuello uterino) causados por el VPH no se transformen en cáncer cervical. Por lo tanto, las pruebas del Papanicolaou son una parte importante de la salud reproductiva femenina.

VIH/SIDA -

El virus de inmunodeficiencia humano (VIH) es el virus que causa el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). En la actualidad, en los Estados Unidos, alrededor de 1.2 millones de personas viven con VIH/SIDA. Sin embargo, este número podría ser mucho más alto, porque cerca del 25% de las personas infectadas con VIH no saben que son portadoras del virus.
Cuando alguien se infecta por primera vez con VIH, generalmente no hay síntomas. Pero si hubiese síntomas, las personas por lo general creen que tienen influenza. Con el tiempo, el virus del VIH puede destruir el sistema inmunológico, lo que produce el SIDA.
Cuando una persona tiene SIDA, su sistema inmunológico no es capaz de combatir infecciones. Algunas de estas infecciones pueden ser enfermedades serias que hasta pueden causar la muerte. En la actualidad existen muchos medicamentos que pueden ayudar a las personas a vivir una vida más larga, pero ninguno de ellos puede curar permanentemente la infección del VIH.
Explique a sus hijos que es más fácil contraer el VIH si ya tiene otra enfermedad de transmisión sexual, como la clamidia, el VPH o el herpes. Las personas contagiadas con dicho virus pueden transmitir la infección a sus parejas sexuales. Recuerde, no hay forma de saber si alguien tiene el VIH a simple vista.

Herpes -

El virus del herpes simple o “herpes” es una de las infecciones más comunes del mundo, existen dos tipos principales de este virus: uno que por lo general infecta el tracto reproductivo y otro infecta la boca y los labios. Cuando alguien se infecta por primera vez, la persona puede tener fiebre, sentir dolor y tener muchas ampollas pequeñas en el área donde el virus tuvo contacto con la piel. La piel o membranas suaves del pene, escroto o del área genital femenina pueden doler bastante, también pueden aparecer pequeñas “ampollas” alrededor de la boca.

Este primer grupo de síntomas por lo general dura entre una y dos semanas. Con frecuencia los síntomas reaparecen durante el resto de la vida de la persona, pero a menudo los brotes no son tan serios como el ataque inicial.

No existe cura para el herpes, existen nuevos medicamentos que ayudan a controlar los síntomas si son serios, pero algunas personas no necesitan medicamentos porque sus brotes son leves. Una persona infectada puede transmitir la infección a otra a través de sexo o de contacto directo con la piel, la boca o el tracto reproductivo, puede infectar a alguien aun si no tienen ampollas u otros síntomas. La madre también puede transmitir el herpes a su bebé al momento del nacimiento.

Hay otras enfermedades,

de transmisión sexual, como la infección por hepatitis B, la sífilis y la tricomoniasis. Este cuadro contiene más información sobre éstas y otras enfermedades de transmisión sexual. Es importante que sepa sobre estas enfermedades para que pueda ayudar a su hijo/a a tomar decisiones que le ayuden a mantener un cuerpo y un futuro sano. El VIH y las ETS pueden ser diagnosticadas mediante pruebas especiales. Dígale a su adolescente que simplemente con mirar a alguien uno no puede determinar si esa persona está infectada.